MAS INFORMACION SOBRE FINANCIACION PYMES Y AUTONOMOS

En este artículo ampliamos la información sobre la financiación de PYMES y Autónomos, contenida en las medidas aprobadas como consecuencia del COVID19.

En primer lugar, nos gustaría explicar, que financiación no es subvención, es decir en estos artículos sobre la financiación, tratamos de informar de los mecanismos que podemos encontrar, para obtener más liquidez, más recursos ahora, que tenemos escasos ingresos y una serie de gastos fijos, a través de créditos o aplazamientos de pagos, que eso sí, deberán pagarse o devolverse el día de mañana. Dicha devolución correrá a cargo de ingresos futuros, y por tanto deberá estar contemplada en nuestro plan de negocio futuro, nuestro plan de salvación. Creo que es algo necesario de entender, debido a que a veces la información que llega a nuestros clientes, proveniente de varios medios, parecen confundir, al no aclarar que estas fuentes de liquidez para hoy, integran nuestro pasivo, y deberán devolverse mañana.

Así pues, vamos a comentar algunas de estas medidas, que nos ayudarán a cuadrar nuestras cuentas en la actualidad, posponiendo al día de mañana, cuando tengamos mayores ingresos, su devolución.

Moratoria de las cuotas de los préstamos hipotecarios de autónomos, incluidas las afectas al negocio.

Los empresarios o autónomos que tengan un préstamo garantizado con hipoteca sobre un local afecto a su negocio, al igual que con la vivienda habitual donde residan, o aquellas que tenga cedidas en alquilar, podrán solicitar esta moratoria.

Requisitos:

• Sufrir una pérdida de ingresos o volumen de sus ventas (en torno al 40%).
• Que los ingresos de toda la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, no supere el límite de tres veces el IPREM (1.645,80 €) + 164,58 €/hijo a cargo (246,87 €/hijo, en caso de familia monoparentales). En caso de discapacidad o dependencia, la cuantía será de 2.322,40 €
• La cuota de la hipoteca + suministros, debe ser igual o superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.
Además, el estado de alarma debe haber conllevado a la unidad familiar a una de estas situaciones:
1. Que hayan sufrido una alteración en sus ingresos, pasando a incrementarse la carga hipotecaria sobre la renta familiar, en un 1,3 o superior.
2. Que haya disminuido el 40% de las ventas del autónomo o empresario.

Documentación necesaria para solicitar la moratoria
Certificado de cese de actividad expedido por la Agencia Tributaria de la comunidad autónoma que corresponda.
Baja en el Régimen especial de Trabajadores Autónomos (RETA), o la resolución de la mutua en la que se haya concedido la prestación por cese de actividad.
Libro de familia o documento que acredite la pareja de hecho.
Certificado de empadronamiento de todos los miembros que vivan en la vivienda. Y, si lo hubiera, la declaración de discapacidad o dependencia.

Escrituras de la vivienda habitual y/o el local donde se desarrolla la actividad económica, así como los documentos del préstamo correspondiente a la hipoteca. Asimismo, la nota simple de índices del Registro de la Propiedad.
Declaración responsable en caso de no poder presentar alguno de los documentos, debiendo subsanarse en el plazo de un mes.

Efectos de la moratoria
Suspensión de la deuda hipotecaria durante tres meses, sin intereses.
No se aplicará la cláusula de vencimiento anticipado durante el periodo de la moratoria.

Plazo: 11 de mayo de 2020

La SGR lanza una línea de financiación específica para pymes y autónomos:

El Institut Valencià de Finançes (IVF), la Comunidad Valenciana préstamos para acompañar la financiación de circulante otorgada por la banca con el aval de ICO por un importe máximo 2.500.000 euros, a 10 años, hasta 3 de carencia. Con ello se mejora las condiciones del reaval dando una cobertura del 75% a las operaciones de garantía para financiación de las empresas afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.