Diez derechos esenciales de los consumidores en el comercio electrónico

Hoy compartimos esta interesante noticia sobre los derechos de los consumidores en las operaciones de comercio electrónico. Un comercio en continuo crecimiento, y que ya es utilizado por millones de usuarios que compran artículos desde su ordenador, tablet o teléfono movil. Con el aumento de la compra electrónica ha aumentado tambien la conflictividad por los incumplimientos, artículos no deseados, plazos de entrega o calidades de los mismos, así como el uso no deseado de los datos personales.


La forma en la que se compra ha cambiado intensamente en las últimas décadas, y con ello el perfil del consumidor. Hoy 15 de marzo, se celebra el Día del Consumidor y se recuerda Internet como uno de los factores más relevantes de estos cambios, ya que más de 17 millones de personas han realizado operaciones de comercio electrónico en España.

A pesar de ello, el comercio convencional se mantiene a causa de, entre otras cosas, la fidelidad que los compradores tienen con una marca. Y es que, según un estudio de la OCU, entre el 27% y el 29% de los españoles tiene en cuenta la reputación de la marca como uno de los elementos más importantes a la hora de comprar un producto de tecnología.

Sin embargo, muchos consumidores desconocen todavía algunos de los derechos básicos con los que cuentan. A continuación, explicamos los más importantes dentro del ámbito del comercio electrónico:

1. Derecho a obtener información veraz. La información sobre los productos o servicios contratados y los gastos de envío deberá estar disponible para el consumidor antes de realizar la compra, para que pueda decidir si adquirirá el producto o servicio.

2. Derecho a la protección de los datos personales. Los consumidores deben ser informados sobre el uso y finalidad de la recopilación de sus datos personales. Tendrán derecho, además, a ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición.

3. Derecho a no suministrar datos personales innecesarios para la compra. El consumidor únicamente debe facilitar aquellos datos que sean necesarios para realizar la transacción y en ningún caso se le podrá obligar a revelar datos más allá de lo necesario para concluir la venta: sexo, creencias religiosas, estado civil…

4. Derecho a manifestar el consentimiento. Es requisito indispensable la aceptación del consentimiento, expreso e inequívoco, por parte del consumidor a través del marcado de una casilla o la confirmación a través de medios alternativos.

5. Derecho a ser informado del uso de cookies u otros dispositivos de almacenamiento de datos. El usuario de una página web de comercio electrónico debe ser informado de la utilización y objeto de cookies y cualesquiera otros dispositivos de almacenamiento de datos, si los hubiera.

6. Derecho a recibir atención personalizada a través de distintos medios diferentes al correo electrónico. El consumidor deberá poder contactar con la empresa, no solo por correo electrónico, sino también a través de otros medios que garanticen una comunicación directa y una respuesta rápida.

7. Derecho a utilizar distintos medios de pagos y que éstos sean totalmente seguros. Entre las diferentes alternativas ofrecidas por el vendedor, el consumidor tiene derecho a utilizar el medio de pago que elija para realizar el desembolso.

8. Derecho a recibir el pedido en un plazo máximo de 30 días. Si la empresa no pudiera entregar el pedido en este plazo, deberá advertir al consumidor y éste tendrá derecho a recuperar el dinero que haya pagado hasta ese momento. En caso de incumplimiento del plazo de entrega, el consumidor tendrá derecho a obtener una compensación.

9. Derecho de desistimiento y derecho a reparación o sustitución del producto o rebaja del precio. Todo consumidor tiene derecho a renunciar a la compra durante un plazo de 14 días a contar desde la recepción del producto y sin necesidad de justificación. Además, si el consumidor recibe un producto que no compró, tiene derecho a solicitar la reparación o la sustitución del producto.

10. Derecho a la garantía del producto, que es de 2 años, la misma que si lo hemos comprado de manera física o presencial. Además, en los primeros seis meses esa garantía se encuentra reforzada porque se presupone que el defecto es de origen y es el vendedor quien debe demostrar lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.