DIEZ GASTOS DEDUCIBLES EN EL IRPF DE LOS AUTÓNOMOS

Les resumimos un interesante artículo publicado en el Economista sobre los gastos deducibles de los aútonomos.

Los criterios que establece la Agencia Tributaria para la deducción de gastos:

  1. Que estén afectos a la actividad económica que desarrolla el autónomo.
  2. Que estén convenientemente justificados a través de factura simplificada.
  3. Que estén contabilizados en los libros obligatorios de gastos e ingresos.

 Qué gastos puedes desgravarte en tu IRPF:

  • Gastos de explotación: En este apartado se incluyen los materiales adquiridos para el desarrollo de la actividad, su mantenimiento y producción.
  • Sueldos y salarios: Gastos de viajes, dietas y retribuciones en especie de tus trabajadores y los propios siempre y cuando se conserve la factura que los justifique.
  • Cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores contratados y del propio autónomo.
  • Vivienda/oficina: Y si trabajo desde casa, ¿Qué gastos puedo deducirme? Lo primero es notificar a Hacienda el porcentaje de la vivienda que dedicas a tu actividad profesional.

a) Deducción de vivienda en propiedad: Todos los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, como son el IBI, comunidad de propietarios, el seguro, los intereses, etc. en la proporción correspondiente. Hacienda no admite la deducción de los gastos de suministros (luz, agua, internet, gas, calefacción).

b) Deducción de vivienda alquilada: La renta del alquiler, en proporción a la parte exclusivamente afectada a la actividad económica. Los gastos de suministros no serán deducibles.

  • Gastos financieros: Créditos, préstamos y recargos por aplazamientos de pago de deudas.
  • Amortizaciones: Podrás calcular la deducibilidad fiscal con los coeficientes de la tabla de amortización simplificada.
  • Servicios externos de abogacía, notaría, seguros o publicidad entre otros.
  • Telefonía: Si se utiliza el mismo teléfono móvil en tu actividad como autónomo y en la vida personal, no podrás deducirte el gasto, ni en IVA ni en IRPF. Por el contrario, si dedicas una línea de teléfono solo para el trabajo, tienes la posibilidad de desgravarte la totalidad del gasto.
  • El IVA soportado que en ningún caso resulte deducible.
  • Otros gastos deducibles: adquisición de libros relacionados con la actividad, suscripción, cursos de formación, asistencia a congresos.

 Gastos no deducibles para autónomos, según Hacienda

  1. Vehículos: Solo podrán deducirse los vehículos y gastos de mantenimiento en estos casos:

– Los vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías.

– Los destinados a la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.

– Los destinados a la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.

– Los destinados a los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

– Los destinados a ser objeto de cesión de uso con habitualidad y onerosidad.

  1. IVA soportado incluido en el modelo 303.
  2. Donativos y otras aportaciones.
  3. Pérdidas de juego.
  4. Sanciones o recargos de Hacienda.
  5. Gastos con personas o empresas que residan en paraísos fiscales.

 Novedades sobre deducciones fiscales en 2018

 La nueva ley de autónomos, que afronta la recta final de su tramitación y se espera antes de que finalice este año, incorpora dos nuevas deducciones fiscales que reducirán la carga fiscal de los trabajadores por cuenta propia.

26,67 euros de deducción en gastos de manutención

A partir de 2018, tal y como reza el texto de la nueva ley, el autónomo podrá desgravarse esta cantidad en concepto de gasto de manutención por la comida realizada en la jornada laboral. Esta cuantía se verá duplicada si además de comer fuera de su lugar habitual de trabajo el autónomo también tiene que pernoctar. Para poder desgravarte esta cantidad tienes que realizar necesariamente el pago de forma telemática y conservar la factura en la que se especifica día, establecimiento e importe.

30% de deducción en los gastos de vivienda afecta

Otra de las propuestas sobre incentivos fiscales que con toda probabilidad verá la luz a partir del próximo año es la deducción de los gastos domésticos (agua, gas, teléfono…) de aquellos autónomos que desempeñen su actividad desde su propia casa y esté oficialmente afecta a la actividad. Según el texto de la nueva ley remitido al Senado, el contribuyente se podrá deducir el 30% sobre la totalidad del espacio que destines a la actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.