EL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES EN LAS SOCIEDADES MUSICALES

 

Casi todas las asociaciones musicales de nuestra de la Comunitat Valenciana tienen un inmueble propio como sede social, EL MUSICAL. Es cierto que con el tiempo algunas han podido ubicarse en locales municipales, pero estas son las menos. Aunque el MUSICAL propio le da a la agrupación musical una independencia política muy importante para su funcionamiento cultural, lo bien cierto es que los gastos que ello conlleva le suponen muchas veces una dependencia económica difícilmente llevadera. Y ello pese al papel cultural e educativo que todos estos MUSICALES suponen para la población o el barrio, ya que son el foco artístico más importante y más cercano que suelen tener los ciudadanos valencianos a su alcance. Sin embargo dicho papel en la sociedad no conlleva ayudas públicas para su mantenimiento en muchos casos, como así tienen otras entidades, especialmente deportivas, que desarrollan sus actividades de formación en instalaciones municipales (club de futbol, Baloncesto, natación, etc), cuyo mantenimiento se sostiene a cargo de los dondos públicos. Por ello cualquier ayuda a reducir los gastos del inmueble serán bienvenidos por estas agrupaciones musicales.

Uno de los principales gastos es el Impuesto de Bienes Inmuebles (o contribución urbana) que cobran los Ayuntamientos. No solo se hace una labor cultural gratuita para el municipio importantísima, sino que además se les hace pagar un impuesto por el inmueble donde se desarrolla dicha actividad y que utilizan todos. La normativa nos da algunas posibilidades para reducir para reducir dicho coste, sin embargo la opción más convenientes entendemos que es la solicitud de reducción por sede de entidades musicales declaradas Bien Inmaterial de Relevancia Local. Dicha bonificación se establece en el art. 74.2.quater de la Ley de Haciendas Locales: “Los ayuntamientos mediante ordenanza podrán regular una bonificación de hasta el 95 por ciento de la cuota íntegra del impuesto a favor de inmuebles en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración. Corresponderá dicha declaración al Pleno de la Corporación y se acordará, previa solicitud del sujeto pasivo, por voto favorable de la mayoría simple de sus miembros.” Habiendo sido las Agrupaciones musicales contempladas en anexo II de la Orden 1/2011, de 12 de julio, de la Conselleria de Turismo, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, declaradas Bien Inmaterial de Relevancia Local la tradición musical popular valenciana materializada por las Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, y por ende alcanzado dicho grado de reconocimiento y protección a todas aquellas Sociedades Musicales adscritas a la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), entendemos que procede la solicitud de dicha bonificación y su estimación mediante la correspondiente ordenanza municipal.

También existe la posibilidad de solicitar y obtener la Declaración de utilidad pública, cuyos beneficios fiscales son más amplios, en especial en el tratamiento fiscal de los rendimientos y tributos patrimoniales. Sin embargo está declaración de utilidad pública genera obligaciones más estrictas para la sociedad y además la Administración está poniendo trabas injustificadas a conceder dicha declaración a las agrupaciones musicales.

Otra posibilidad que nos da la normativa tributaria del impuesto es solicitar la exención como centro docente parcialmente concertados. Para ello el Ayuntamiento tendría que reconocerle dicha bonificación a las sociedades musicales propietarias del inmueble que además son titular de la Escuela de Música subvencionada por Consellería, por analogía a la reducción del IBI establecida en el art. 62.2.a) Ley de Haciendas Locales, establecida la exención para centros docentes mantenidos con fondos públicos mediante concierto: “a) Los bienes inmuebles que se destinen a la enseñanza por centros docentes acogidos, total o parcialmente, al régimen de concierto educativo, en cuanto a la superficie afectada a la enseñanza concertada.” Es cierto que no se cumple literalmente el hecho contemplado en dicho artículo, que viene referido solo a la enseñanza concertada, pero entendemos que podría asimilarse por cuanto la subvención de Consellería para gastos de mantenimiento de personal docente se asemeja al concierto educativo. Sería conveniente que la propia normativa reguladora de la subvención, estableciera esta equiparación entre centros parcialmente concertados y las escuelas de música subvencionadas a efectos del IBI.

 

Vicente Ruiz Puertes

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.