El TSJ de Canarias condena a Sanidad por la muerte de un paciente a causa de un error en el diagnóstico

Hoy compartimos este artículo de Noticias Jurídicas, referente a una condena por mala práxis médica a los servicios públicos de sanidad. En España a diferencia de otros paises este tipo de procedimientos y condenas, es todavía muy bajo. Pero es claro que cuantos más adelantos en nuestra sanidad, las exigencias de resultados óptimos de los pacientes se incrementan, y por tanto las reclamaciones irán en un claro incremento en los próximos años.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de Canarias (TSJC) ha condenado al Servicio Canario de Salud a indemnizar con 150.000 euros a la familia de un paciente, fallecido a causa de un error en la “actuación del personal”.

Según la Sala, el afectado había acudido al centro sanitario en dos ocasiones y el personal que le atendió no supo diagnosticar a tiempo una peritonitis, confundiendo sus síntomas con la patología normal de un alcohólico y su síndrome de abstinencia.

Como así lo informa el diario La Provincia, de Las Palmas, la forense alegó que el paciente tenía “síntomas alarmantes” desde el primer día que acudió a Urgencias, tanto que ese “error de diagnóstico” le “costó la vida”, opinión en la que se apoya el tribunal canario para justificar su fallo.

La sentencia desestimatoria

La sentencia del TSJ revoca el fallo del tribunal anterior, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de la capital del archipiélago, que había desestimado la reclamación al no ver mala práctica por parte de los médicos. Este órgano basó su decisión en el testimonio que hizo el cirujano en el juicio.

El especialista negó la negligencia explicando que, cuando atendieron al paciente en Urgencias, no se encontraron evidencias de la existencia de peritonitis, por lo que no había una causa “real, efectiva y directa” entre el fallecimiento y la actuación de los médicos.

Sentencia firme del TSJ

Sin embargo, el TSJ canario se opone a este criterio y confieren mayor gravedad al error al ver una relación directa entre los errores médicos y el empeoramiento en la salud del paciente que desembocó en su fallecimiento.

Asimismo, consideran que hubo una infracción de la Lex Artis médica. Por ello, el TSJ de Canarias anula la sentencia previa y condena al Servicio Canario de Salud a pagar la suma de 15.000 euros a la familia del fallecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.