ESPECIAL PROTECCION DE LAS VICTIMAS DE VIOLENCIA DE GENERO EN EL ACTUAL ESTADO DE ALARMA

El estado de alarma en el que estamos inmersos acarrea situaciones excepcionales y de especial vulnerabilidad para algunos. Es el caso de las víctimas de violencia de genero. Se ven obligadas a vivir con su maltratador 24 horas al día. Son, de alguna forma, víctimas colaterales de esta pandemia.
Por ello, el 1 de abril de 2020 se publicaba el Real Decreto-ley 12/2020, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, que hoy, día 2 de abril, entra en vigor. Con el mismo se busca una mayor protección para dichas víctimas, por cuanto atraviesan un aislamiento domiciliario y social mucho mayor del que suelen padecer.
Así, en el citado Real Decreto se establecen una serie de medidas, que entendemos que más que una ampliación, vienen a ser un refuerzo de las ya existentes, manteniendo y adaptando los servicios de asistencia integral y de protección, a fin de garantizar su adecuado funcionamiento dadas las circunstancias excepcionales que afrontamos. Asimismo, dichas medidas de protección también se aplican a las víctimas de explotación sexual y trata con fines de explotación sexual. Entre esta banda de medidas, destacan:
1. Se garantiza el normal funcionamiento de los servicios de información y asesoramiento jurídico 24 horas, telefónica y en línea, así como los servicios de teleasitencia y asistencia social integral (consistente en la orientación jurídica, psicológica y social).

Las victimas pueden seguir llamando al teléfono 016, para solicitar información y asesoramiento, número que no deja rastro en la factura telefónica y que funciona las 24 horas del día. Solamente hay que borrar la llamada del móvil, pues normalmente sí queda registrada en el listado de llamadas salientes.

Asimismo, se refuerza el servicio de atención psicológica por medio de la aplicación de WhatApp.

2. Las Administraciones Públicas garantizaran el normal funcionamiento de los centros de emergencia, acogida, pisos tutelados y alojamientos seguros para las víctimas de violencia de género, explotación sexual y trata con fines de explotación sexual.

Como novedad, cuando sea necesario para garantizar la acogida de dichas víctimas y de sus hijos, si han de abandonar su domicilio, al margen de los centros referidos, las administraciones podrán hacer uso de los establecimientos de alojamiento turísticos a los que se refiere la Orden TMA/277/2020, de 23 de marzo, por la que se declaran servicios esenciales a determinados alojamientos.

3. En cuanto al sistema de seguimiento por medios telemáticos (pulseras cometa), para el cumplimiento de medidas cautelares y penas de prohibición de aproximación, se garantizará su normal funcionamiento, incluido el servicio de puesta a disposición, instalación y mantenimiento de los equipos necesarios.

4. A fin de prevenir el incremento de casos de violencia de género que el aislamiento domiciliario puede provocar, así como para facilitar a las víctimas el acceso a los servicios de asistencia social integral, y para potenciar la sensibilización de su entorno social y familiar, las Administraciones habrán de elaborar las oportunas campañas de concienciación.

5. Por último, si bien el Real Decreto no incluye la asignación de fondos adicionales para llevar a cabo estas medidas, se simplifican los procedimientos para favorecer la ejecución de los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, a fin de permitir a las comunidades autónomas y entidades locales usar los remanentes de los fondos no gastados correspondientes al 2019, y junto a los de 2020 poder destinarlos a dar respuesta a la violencia contra las mujeres en esta crisis sanitaria.

Entendemos que la protección de las víctimas de violencia de género, es una necesidad en nuestra sociedad, que incide directamente en el derecho de familia, y es importante para ello denunciar a las fuerzas de seguridad del Estado ante cualquier situación de riesgo de violencia, a través del teléfono 016, y prestar un buen asesoramiento jurídico a las víctimas, como el que tenemos a su disposición en RUIZ&MONRABAL ABOGADOS. A raíz de la actual pandemia también se ha instaurado un código de aviso de las víctimas a través de las farmacias, consistente en solicitar la “mascarilla19”, lo que advertirá al farmacéutico para informar de la situación a las fuerzas de seguridad, y con ello evitar la llamada desde el propio domicilio o a través del móvil de la víctima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.