FINANCIACION PARA LIQUIDEZ EN EL ESTADO DE ALARMA

El estado a puesto a disposición de empresarios y autónomos unas líneas ICO para paliar las consecuencias del Estado de Alarma, en especial la falta de liquidez para afrontar los gastos fijos durante la suspensión de la actividad. Dichas líneas ayudaran en estos tiempos en los que los empresarios no solo luchan contra los costes que supone la suspensión de la actividad a causa de las limitaciones del estado de alarma, sino la suspensión de los vencimientos y pagos de ventas anteriores, que algunos clientes han decretado de forma unilateral e injustificadamente, y que han puesto en delicada situación a sus proveedores.

La Línea está sujeta a la normativa de ayudas de Estado de la UE, y gozarán del aval del estado, por lo que no necesitará aval personal del administrador, ni de los socios, en caso de personas jurídicas.

¿Cuál es la finalidad de esta Línea?
Facilitar el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos del COVID-19, teniendo como objetivo cubrir los nuevos préstamos y otras modalidades de financiación y las renovaciones concedidos por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación como:

  • Pagos de salarios
  • Facturas de proveedores pendientes de liquidar
  • Alquileres de locales, oficinas e instalaciones
  • Gastos de suministros
  • Necesidad de circulante
  • Otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias

No podrán financiarse con cargo a la Línea de Avales las unificaciones y reestructuraciones de préstamos, así como la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

Plazo de devolución: El plazo máximo de devolución es de CINCO AÑOS.

Carencia: Doce meses

Las empresas deberán acudir a sus entidades bancarias para solicitar el préstamo, sin que puedan condicionar su aprobación a la venta de otros productos financieros. Hay entidades bancarias que están obligando a contratar un seguro de vida. Está práctica ya ha sido censurada por las autoridades, que han recalcado que no se puede obligar a contratar un seguro, ni cualquier otro producto para obtener esta financiación oficial.

Los préstamos y operaciones avaladas con esta línea deben de haber sido formalizados o renovados a partir del 18 de marzo de 2020, y los solicitantes cumplir los siguientes requisitos:

o Que no figuren en situación de morosidad en la consulta a los ficheros de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) a 31 de diciembre de 2019.
o Que no estén sujetos a un procedimiento concursal a fecha de 17 de marzo de 2020, bien por haber presentado solicitud de declaración de concurso, o por darse las circunstancias a que se refiere el artículo 2.4 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, para que el concurso sea solicitado por sus acreedores.
o Cuando sea aplicable el Marco Temporal de Ayudas de la Unión Europea no encontrarse en situación de crisis a 31.12.2019

El importe máximo será de 1,5 millones de euros por empresa

Tras la publicación del primer tramo, se a aprobado la Resolución de 10 de abril, de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, por la que se instruye al ICO a poner en marcha el segundo tramo de la línea de avales aprobada por el RDL 8/2020, y se establece que sus beneficiarios sean pequeñas y medianas empresas y autónomos afectados por las consecuencias económicas del COVID-19. Resol 10 abril 2020- ampliación ICO

También se ha aprobado la línea extraordinaria de cobertura de circulante asegurada por parte del CESCE por un importe de 2.000 millones de euros, que fue recogida en el RDL 8/2020, de 17 de marzo: BOE-línea circulante CESCE

Asimismo, en el día de hoy 15 de abril, se ha publicado la extensión del plazo de presentación e ingreso de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias cuyo vencimiento se produzca a partir de la entrada en vigor de este real decreto-ley y hasta el día 20 de mayo de 2020. Dicha medida se aplicará para aquellos contribuyentes que tengan un volumen de operaciones no superior a 600.000 euros a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido. Lo que va a suponer una ayuda a la liquidez durante este plazo, más aún cuando las líneas ICO todavía se están aprobando, y las empresas no tienen liquidez inmediata todavía.

Extensión del plazo de presentación e ingreso de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias del primer trimestre hasta el día 20 de mayo de 2020

Una vez conseguida la financiación para este periodo, tendremos la liquidez necesaria para aguantar unos meses sin ingresos, ya que no solo debe de reanudarse la actividad, sino la confianza en el mercado, para que comience a fluir de nuevo la liquidez y el pago entre las empresas, por lo que deberemos tener en cuenta estas circunstancias para solicitar correctamente el importe de la financiación, que deberá cubrir no solo el estado de alarma, sino el plazo estimado para comenzar a facturar, más la forma de pago aplazado habitual a los clientes.

Tras la reanudación de la actividad, tendremos que planificar que la actividad deberá cubrir los costes habituales de la empresa, más la devolución de la financiación entre cuotas a cinco años. De lo contrario no se podrán cumplir con las obligaciones contraídas. Por ello para cumplir, deberemos planificar correctamente los plazos de devolución tras la reanudación. Ya que una mala planificación nos dejaría con liquidez durante el estado de alarma, y sin ella después. Estaríamos cometiendo un error,  si no tenemos en cuenta esta previsión, debiendo estudiar otro tipo de soluciones, en caso contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.