LA MORATORIA DE LAS CUOTAS DE PRESTAMOS HIPOTECARIOS EN LA CRISIS DEL COVID19

Dentro de las medidas económicas urgentes adoptadas por el Gobierno de España para minimizar el impacto económico de la crisis sanitaria del COVID-19, destaca la moratoria del préstamo hipotecario, regulada en el Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo: a través de esta medida, los ciudadanos que tuvieran extraordinarias dificultades para afrontar el pago de su crédito hipotecario como consecuencia de la presente crisis podrán obtener la moratoria en el pago del mismo. Para analizar esta nueva medida, les invitamos a leer este artículo de nuestra compañera Abogada Amparo Legua Soriano.

¿Qué requisitos se han de cumplir para obtener la moratoria del crédito hipotecario?
– La deuda ha de haberse contraído para la adquisición de vivienda habitual.
– Se aplica a los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria.
– El deudor ha de encontrarse en los supuestos de vulnerabilidad económica establecidos en el Real Decreto Ley.

¿Cuándo se entiende que nos encontramos en una ‘’situación de vulnerabilidad económica’’?

  1. Cuando el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas.
  2. Cuando, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda; esto es, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3; o bien, que se haya producido una caída sustancial de las ventas cuando esta caída sea al menos del 40%.
  3. Cuando el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:
    • Con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM). Actualmente el IPREM es de 537,84 euros, por lo que el límite de 3 veces es de 1.613,52‬ euros al mes.
    • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar.
    • Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
    • En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cuatro veces el IPREM.
    • En el caso de que el deudor hipotecario sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual (…) el límite previsto en el subapartado i) será de cinco veces el IPREM.Cuando la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar

Todos estos extremos han de acreditarse a través de la documentación indicada en el Real Decreto:
• Certificado de desempleo donde conste el subsidio o el certificado de cese de actividad de autónomos.
• Libro de familia y empadronamiento.
• Declaración de incapacidad.
• Documento acreditativo de la titularidad de la vivienda, escrituras de compraventa del inmueble y de concesión del crédito hipotecario…
Asimismo, estas mismas medidas se reconocerán a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor hipotecario; con la peculiaridad de que estos puedan solicitar a la entidad bancaria que, previamente, se proceda contra el patrimonio del deudor, incluso en casos de renuncia al beneficio de excusión.

¿Cuál es el plazo para solicitar el aplazamiento?
La moratoria se podrá solicitar hasta 15 días después del fin de la vigencia del Real Decreto-Ley. Una vez realizada la solicitud, la entidad bancaria dispondrá de un plazo máximo de 15 días para su implementación.
Finalmente, la entidad bancaria deberá comunicar al Banco de España la existencia de la moratoria y su duración a efectos contables y de no imputación de la misma en el cómputo de provisiones de riesgo.

Se trata pues de una medida para paliar la falta de liquidez de las familias que se vean afectadas por las consecuencias del estado de alarma, que lleva como consecuencia el aplazamiento de cuotas hipotecarias, no su exención. Pero sin duda será muy necesaria a muchas familias estos días.

Desde RUIZ&MONRABAL ABOGADOS les ofrecemos nuestro asesoramiento y servicios para tramitar este aplazamiento a todos aquellos clientes que estén en esta situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.