NUEVAS MEDIDAS LABORALES PARA EL AÑO 2019: REAL DECRETO-LEY 28/2018

El pasado viernes 28 de diciembre fue aprobado en Consejo de Ministros el  Real Decreto-ley 28/2018 para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo.

En este RDL se introducen varias medidas, entre ellas las siguientes:

1.- Se califica como una cuestión urgente y prioritaria la revalorización de las pensiones y otras prestaciones públicas en el año 2019 de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo previsto (IPC). Revalorización de las pensiones un 1,60 % para 2019, seis décimas por encima de las previsiones del IPC para 2019.

Dicha revalorización se complementa:

  • Con la previsión de actualizar previamente el importe de dichas prestaciones con el incremento del IPC real en el periodo de noviembre de 2017 a noviembre de 2018, en caso de que sea superior al 1,6%.
  • Con la previsión de abonar, en una sola paga, la diferencia entre la pensión percibida en 2018 y la que hubiera correspondido de haber aplicado a dicha pensión el aumento que del IPC real en el período de noviembre de 2017 a noviembre de 2018, en el caso de que sea superior al 1,6%.

2.- Otra medida que establece el RDL es por un lado la de equiparar la protección social de los trabajadores temporales a los que suscriben contratos con una duración más amplia, y por otro incrementar las cotizaciones en estos contratos temporales como medida disuasoria para el empresario.

A tal efecto se modifica el artículo 151 de la Ley General de la Seguridad Social con el objetivo de incrementar la cotización por la celebración de este tipo de contratos de corta duración al 40 por ciento (contratos de duración igual o inferior a 5 días).

A su vez, este incremento de cotización va ligado a una mejora de la protección social de estos trabajadores para aplicar a los días efectivamente trabajados y cotizados  un “coeficiente de temporalidad”, que se corresponde con el incremento en la cotización antes señalado, y que permite al trabajador reunir un mayor número de días de alta para el acceso a las prestaciones del sistema de la Seguridad Social.

3.- Uno de los grandes bloques de medidas en el orden social que prevé el presente real decreto-ley es el referente al Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos de la Seguridad Social, siendo los cambios más destacados los siguientes:

  • Obligatoriedad de la cobertura de todas las contingencias, comunes y profesionales, cese de actividad (duplicándose su periodo de duración) y formación y prevención, a excepción del Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA).
  • Incremento del 1,25% en la base mínima de cotización, el cual se fija en 944,40 euros. El tipo de cotización se establece el 30% en 2019, el 30,3% en 2020, 30,6% en 2021 y 31% en 2022.
  • Modificaciones en la denominada “tarifa plana”, que establecen que durante los primeros 12 meses, si se cotiza por la base mínima, 60 euros, y si se cotiza por encima de la base mínima, se reduce la cuota por contingencia común un 80%.

También se amplía la tarifa plana de los trabajadores encuadrados en el sistema especial agrario.

  • Se instaura un nuevo tipo de infracción laboral grave para prevenir la utilización de la figura del falso autónomo, debido a que la base mínima de cotización al RETA es de 944,40 €, importe menor que el SMI que es para el año 2019 de 1.050 € en 12 pagas.

La multa podría alcanzar entre 3.126 y 10.000 euros.

  • Queda aplazada la entrada en vigor de lo previsto en los artículos 1.1 primer párrafo, artículo 24 segundo párrafo y artículo 25.4 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, en lo relativo a los trabajadores por cuenta propia que ejerzan su actividad a tiempo parcial. La causa del aplazamiento es que no se han podido determinar todavía cuáles podrían ser las condiciones necesarias que permitan extender a tales trabajadores la normativa reguladora del trabajo a tiempo parcial, que por estar prevista para trabajadores por cuenta ajena, que dependen de un empresario, no es extensible directamente a los trabajadores por cuenta propia , por lo que la entrada en vigor de la citada Ley, podría provocar graves problemas para su aplicación.

4.- En lo que respecta al subsidio por desempleo, el Gobierno asume el compromiso de presentar un nuevo modelo de protección por desempleo asistencial en los cuatro primeros meses de 2019, que sustituyan al modelo hasta ahora vigente. Y a fin de asegurar la cobertura hasta la adopción del nuevo modelo, queda eliminado el carácter temporal del subsidio extraordinario de desempleo.

5.- Supresión de contratos e incentivos vinculados a la tasa de desempleo del 15%, quedando derogados los siguientes:

  • Contrato indefinido de apoyo a emprendedores.
  • Contratos de formación y aprendizaje con personas de entre 25 y 30 años.
  • Incentivos a la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa.
  • Contratos indefinidos a jóvenes por microempresas y empresarios autónomos.
  • Incentivos a la contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven.
  • Contrato al primer empleo joven.
  • Incentivos a los contratos en prácticas.

En todo caso, se considerarán válidos los contratos, así como en su caso los incentivos correspondientes, celebrados desde el 15 de octubre de 2018 (fecha de publicación de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2018), hasta la entrada en vigor del RDL 28/2018, al amparo de la normativa vigente en el momento de su celebración.

6.- Inclusión de la cláusula de jubilación forzosa en los Convenios Colectivos. Los convenios colectivos podrán establecer cláusulas que posibiliten la extinción del contrato de trabajo por el cumplimiento por parte del trabajador de la edad legal de jubilación fijada en la normativa de la Seguridad Social, siempre que se cumplan una serie de requisitos:

  • Para tener derecho al cien por cien de la pensión ordinaria de jubilación en su modalidad contributiva, el trabajador deberá cumplir los requisitos exigidos por la normativa de Seguridad Social.
  • La medida deberá vincularse a objetivos coherentes de política de empleo expresados en el convenio colectivo, tales como la mejora de la estabilidad en el empleo por la conversión de contratos temporales en indefinidos, contratación de nuevos trabajadores, el relevo generacional o cualesquiera otras dirigidas a favorecer la calidad del empleo.

7.- Prorroga de los beneficios en materia de jubilación. Se prorroga  hasta 2020 la jubilación con los requisitos y condiciones previos  a la Ley 27/2011 de aquellas personas cuya relación laboral se haya  extinguido antes del 1 de abril de 2013, siempre  que después no estén incluidos en algún régimen de la Seguridad Social.

También para aquellos que fueron despedidos en convenios colectivos o en expedientes de regulación de empleo antes del 1 de abril 2013.

8.- Inclusión en el sistema de la seguridad social de las prácticas no laboral o prácticas externas, aunque no tengan carácter remunerado. Estas prácticas comprenden tanto las realizadas por alumnos universitarios de titulaciones oficiales de grado y máster, como las de los alumnos de formación profesional de grado medio o superior.

El cumplimiento de las obligaciones en materia de Seguridad Social corresponderá:

  • Prácticas y programas formativos remunerados: A quien corresponda de acuerdo con la normativa aplicable en cada caso.
  • Prácticas y programas formativos no remunerados: A la empresa, institución o entidad en la que se desarrollen los mismos, salvo que en el convenio o acuerdo de colaboración, se disponga que tales obligaciones corresponderán al centro educativo en el que los alumnos cursen sus estudios.

En todo caso, no existirá la obligación de cotizar por las contingencias de desempleo, FOGASA y Formación profesional, aplicándose las reglas de cotización correspondientes a los contratos para la formación y aprendizaje.

9.- Salario Mínimo Interprofesional. Tal y como establece el RD 1462/2018, de 21 de diciembre, el SMI se incrementa para el año 2019 en un 22,3% respecto de la cuantía vigente en 2018. En el artículo 12 del RDL se regula que las nuevas cuantías de salario mínimo interprofesional que se establecen no serán de aplicación a los convenios colectivos  vigentes a fecha de entrada en vigor de dicho real decreto que utilicen el SMI como referencia para determinar la cuantía o el incremento del salario base o de complementos salariales.

En estos supuestos, salvo que las partes legitimadas acuerden otra cosa, la cuantía del SMI se entenderá  referida durante 2019 a:

  • Las establecidas en el Real Decreto 1171/2015, de 29 de diciembre, por el que se fija el SMI para 2016, incrementadas en un 2% de acuerdo con el objetivo a medio plazo de inflación del Banco Central Europeo en los convenios colectivos vigentes a 1 de enero de 2017.
  • Las establecidas en el Real Decreto 742/2016, de 30 de diciembre, por el que se fija el SMI para 2017 incrementadas en un 2%, de acuerdo con el objetivo a medio plazo de inflación del Banco Central Europeo en los convenios colectivos que entraron en vigor después del 1 de enero de 2017 y que continuaban vigentes a 26 de diciembre del 2017.
  • Las establecidas en el Real Decreto 1077/2017, de 29 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2018, en los convenios colectivos que entraron en vigor después del 26 de diciembre del 2017 y vigentes a la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 1462/2018, por el que se fija el SMI para 2019.

Todo lo anterior se entiende sin perjuicio de que deban ser modificados los salarios establecidos en convenio colectivo inferiores en su conjunto y en cómputo anual a las cuantías del SMI que se establecen para 2019 en el Real Decreto 1462/2018, en la cuantía necesaria para asegurar la percepción de dichas cuantías, siendo de aplicación las reglas sobre compensación y absorción que se establecen en el artículo 3 de dicho real decreto.

 También se establece la habilitación legal para las reglas de afectación que fijen anualmente los reales decretos de SMI en relación con el incremento de su cuantía a las normas no estatales y contratos y pactos de naturaleza privada vigentes a su entrada en vigor.

Todo lo anteriormente indicado, sin perjuicio de que deban ser modificados los salarios establecidos en contratos o pactos de naturaleza privada inferiores en su conjunto y en cómputo anual a las cuantías del SMI vigente en cada momento en la cuantía necesaria para asegurar la percepción de dichas cuantías, siendo de aplicación las reglas sobre compensación y absorción que se establecen en los reales decretos por los que anualmente se fija el salario mínimo.

10.- Suspensión temporal del sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales por disminución de la siniestralidad laboral para el año 2019. Esta suspensión se extenderá hasta que el Gobierno proceda  a la reforma del RD 231/2017, de 10 de marzo. Dicha reforma deberá producirse a lo largo del año 2019.

11.- Tipos y bases de cotización para el año 2019.

El tope máximo de cotización se incrementa un 7%, siendo este de 4.070,10 euros mensuales. La base mínima del RETA se incrementa un 1,25% y se fija en 944,40 euros.

En lo que respecta a la Tarifa de Primas de cotización por contingencias profesionales, el tipo mínimo pasa del 0.9% al 1,5%, lo que supone un incremento de la recaudación del 6%.

 

DESCARGA AQUI: Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.