RDL 30/2020 NUEVA REGULACION PARA LA PRORROGA DE LOS ERTE

El pasado día 30 de septiembre fue publicado el RDL 30/2020, que entró en vigor el mismo día, que regula la prorroga de los ERTE, dejando a las empresas y trabajadores, una vez más, sin tiempo material para organizarse, y a los demás intervinientes en el proceso (asesores, administraciones, etc) sin las herramientas jurídicas ni técnicas necesarias para llevarlo a cabo, al no estar adaptados ni siquiera, los sistemas informáticos de la propia Administración. Vamos a intentar explicar de una manera sencilla, lo que supone para las empresas y trabajadores, está nueva disposición, cuya denominación popular, prorroga de los ERTE, no plasma lo que realmente conlleva.

  • PRORROGA: Este nuevo RDL 30/2020, estable la prorroga de los ERTE por FUERTA MAYOR hasta el próximo 31 de enero de 2021, siempre que estén  vigentes y aplicables a la fecha de entrada en vigor del nuevo decreto-ley. Por tanto la primera premisa, es que continúe existiendo la causa de fuerza mayor (imposibilidad de ejercer la actividad) y que la empresa no haya renunciado previamente al ERTE, al reactivar completamente la actividad. Sin embargo lo que se prorroga es la suspensión total o parcial de los contratos laborales, con el consecuente ahorro de los salarios, pero no se prorrogan son todos los efectos que conllevan, como es la bonificación de la cotización.
  • BONIFICACION COTIZACION: Pese a prorrogarse los ERTE, es decir la suspensión del pago de salarios, no ocurre lo mismo con la cotización de la Seg. Social. SOLO se podrán bonificarse las cotizaciones, aquellas empresas cuya actividad esté incluida en el listado de CNAE que figura en el anexo del RDL. También podrán bonificarse aquellas empresas, calificadas como dependientes o integrantes de la cadena de valor. Para ello deberán tramitar una instancia entre el 5 y el 19 de octubre ante la Autoridad Laboral que tramitó el ERTE, en la que se justifique que su facturación, durante el año 2019, se haya generado, al menos, en un cincuenta por ciento, en operaciones realizadas de forma directa con las incluidas en alguno de los códigos de la CNAE-09 referidos en el anexo indicado, así como aquellas cuya actividad real dependa indirectamente de la desarrollada efectivamente por las empresas incluidas en dichos códigos CNAE-09. La administración deberá resolver en 5 días sobre la solicitud, entendiéndose estimada por silencia administrativo, en caso de que transcurra el plazo sin resolución.

La bonificación será la siguiente:

    1. El 85 % de la aportación empresarial devengada en octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando la empresa hubiera tenido menos de cincuenta personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020.
    2. El 75 % de la aportación empresarial devengada en octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando la empresa hubiera tenido cincuenta o más personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta a 29 de febrero de 2020″.
  • PRESTACIONES: Las empresas deberán formular una nueva solicitud colectiva de prestaciones por desempleo antes del día 20 de octubre de 2020. Ello conllevará de nuevo la tramitación. En cuanto al importe de las prestaciones, se acuerda que no se reducirán del 70 % al 50% durante esta prórroga. Tampoco contabilizarán como consumición de desempleo, a efectos de futuras prestaciones.
  • OTRAS CONSECUENCIAS: Se prorrogan además el resto de consecuencias, como son la obligación de mantenimiento de empleo durante 6 meses desde la reactivación, la prohibición de realizar horas extras y nuevas externalizaciones de la actividad.
  • NUEVOS TIPOS DE ERTE: Se crean dos nuevas modalidades de ERTE, para las solicitudes que se realicen a partir de su publicación y que vengan motivadas por las nuevas medidas gubernativas, como consecuencia de la pandemia. Así se regulan los nuevos ERTE por impedimento o por limitaciones:

«1. Las empresas y entidades de cualquier sector o actividad que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo, como consecuencia de nuevas restricciones o medidas de contención sanitaria adoptadas, a partir del 1 de octubre de 2020, por autoridades españolas o extranjeras, podrán beneficiarse, respecto de las personas trabajadoras que tengan sus actividades suspendidas, en los centros afectados, por los periodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión, de los porcentajes de exoneración previstos a continuación, previa autorización de un expediente de regulación temporal de empleo, en base a lo previsto en el artículo 47.3 del Estatuto de los Trabajadores, cuya duración quedará restringida a la de las nuevas medidas de impedimento referidas:

    1. a) El 100 % de la aportación empresarial devengada durante el periodo de cierre, y hasta el 31 de enero de 2021, cuando la empresa hubiera tenido menos de cincuenta personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020.
    2. b) Si en esa fecha la empresa hubiera tenido cincuenta o más personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta, la exención alcanzará el 90 % de la aportación empresarial durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero de 2021.

En este caso, la exoneración se aplicará al abono de la aportación empresarial prevista en el artículo 273.2 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, así como del relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta».

«2. Las empresas y entidades de cualquier sector o actividad que vean limitado el desarrollo normalizado de su actividad a consecuencia de decisiones o medidas adoptadas por las autoridades españolas, podrán beneficiarse, desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley y en los centros afectados, previa autorización de un expediente de regulación temporal de empleo de fuerza mayor por limitaciones, de acuerdo con lo previsto en el artículo 47.3 del Estatuto de los Trabajadores, de los porcentajes de exoneración siguientes:

    1. a) Respecto de las personas trabajadoras de estas empresas que tengan sus actividades suspendidas, y de los periodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión, la exención respecto de la aportación empresarial devengada en los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, alcanzará el 100 %, 90 %, 85 % y 80 %, respectivamente, cuando la empresa hubiera tenido menos de cincuenta personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020.
    2. b) Respecto de las personas trabajadoras de estas empresas que tengan sus actividades suspendidas, y de los periodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión, la exención respecto de la aportación empresarial devengada en los meses de octubre, noviembre, diciembre de 2020 y enero de 2021, alcanzará el 90 %, 80 %, 75 % y 70 %, respectivamente, cuando la empresa hubiera tenido cincuenta o más personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.